NO BAJA LOS BRAZOS EN LA PELEA

El Decano dio vuelta un difícil partido ante el siempre complicado Independiente de Campo Grande, jugando un muy buen segundo tiempo pudo quedarse con la victoria que postergó la consagración del tradicional rival. El sábado próximo el rival a vencer es Libertad.

Olimpia sufrió más de la cuenta y en el mismo entretiempo veía todo esfumarse ya que los locales habían ido al descanso arriba por 1–0 con gol de Oscar Franco de penal. La expulsión de Sergio Otálvaro por doble amonestación y la sanción de la pena máxima transformada en gol complicaban mucho las chances del Franjeado en el partido.

Independiente, que necesitaba ganar para zafar definitivamente del descenso, fue superior por varios pasajes y, aunque no inquietó muchas veces la valla de Azcona, manejaba la pelota y se hacía dueño del propio nerviosismo de los jugadores franjeados que buscaban ganar por los costados como principal recurso de ataque.

La expulsión de Otálvaro ocasionó el cambio de esquema táctico y que los cambios deban realizarse ni bien iniciada la etapa complementaria. Iván Torres, Julián Benítez y Brian Montenegro fueron los elegidos para el recambio y replanteo, ya que se jugó con un centro-delantero esta etapa.

La estructura futbolística mejoró notablemente, claramente la figura del encuentro fue el experimentado volante Cristian Riveros que se hizo dueño del medio sector cortando circuitos del rival e iniciando de gran manera ataques para su equipo. Empujó, acompañó y marcó el gol de la igualdad tras un córner desde el sector derecho donde Montenegro le bajó el balón y con sutileza Riveros acomodó el balón a un costado del portero campograndense.

Los minutos transcurrían y ninguno de los equipos lograba convertir otro gol, hasta que apareció “Tito” Torres que recibió una gran asistencia de Mendieta tras centro de Camacho, y colocó el balón al palo izquierdo del portero rival para marcar el segundo gol pasados los 40 minutos para comenzar a asegurar una sufrida victoria.

Aún quedó la cereza de la noche, cuando tras asistencia de Benítez, Brian Montenegro definió elegantemente ante la salida del portero por encima suyo y el balón lentamente se metió al arco. Brian de esta manera convirtió su primer gol en lo que va del Campeonato Clausura y su noveno tanto a lo largo de la temporada 2017.

Con el triunfo, Olimpia aseguró matemáticamente su presencia en la próxima Copa Libertadores como Paraguay 4, y sigue manteniendo una mínima chance de pelear por el campeonato, de todas maneras, los triunfos no tienen sustitutos.

El Decano es el único escolta con 36 puntos, del líder Cerro Porteño que ya suma 42 unidades. A falta de dos fechas para la conclusión del torneo sólo quedan 6 puntos en disputa, la misma cantidad de puntos que separan a los únicos candidatos al campeonato. Según las matemáticas, Cerro sólo necesita sumar 1 punto en sus próximos dos partidos para coronarse como campeón.

La consagración parece inminente, no obstante, quedan dos juegos; el próximo fin de semana el Decano se enfrentará a Libertad que podría conseguir mañana su boleto a la final de la Copa Sudamericana. Mientras que, Cerro Porteño se medirá a Guaraní, que en esta fecha quedó fuera de la lucha por el campeonato.

Comentarios

comentarios