¡MÁGICO Y AGUERRIDO!

El Decano caía ante Cerro en la primera etapa con gol de Churín y se alejaba de la lucha por el título, pero en el segundo tiempo reaccionó con magia y corazón para seguir con vida, Mendieta y Camacho dieron vuelta el partido.

El último clásico de la temporada dejó dos tiempos divididos, el primero para el ciclón y el segundo para el Decano. Olimpia no la pasó bien de arranque donde no hilaba jugadas de riesgo, no mantenía el control del balón y el mediocampo se encontraba desatento e irresoluto.

El rival por su parte atacó desde los primeros instantes, ganando tanto los costados como ingresando por el centro del medio y defensa de Olimpia, así trabajaron varias jugadas hasta encontrar el gol promediando el primer tiempo. Churín empujó el balón en la boca del arco y abrió el marcador en Sajonia.

Llegó la etapa complementaria, donde saltó al campo de juego William Mendieta con la misión de ser el creador, atar los cabos sueltos y ser el responsable de generar conexiones entre el medio y los delanteros a través de cambios de frente precisos, galopadas y aceleraciones, algo que conoce muy bien.

Mendieta y sus compañeros aprovecharon muy bien los huecos dejados en la defensa de Cerro, pues salieron a jugar de otra manera los últimos 45 minutos. Enfocando así el ataque en los espacios dejados en el medio y defensa de Cerro, Mendieta inicia una jugada de lujo, tras una doble pared con Walter González dispara al arco y bate a Anthony Silva.

Gol del mago y delirio franjeado, el clásico estaba abierto para ambos equipos y Olimpia demostraba un mejor nivel desde sus defensores que cortaban e iniciaban jugadas de manera segura.

Tras un corte de ataque de Otálvaro nace la jugada del segundo gol, un monumento de jugada por la velocidad imprimida por González acumulando marcadores cerristas en el costado izquierdo de su defensa. Dejando a otros tres jugadores Olimpistas sin marca entrando hacia el área, Walter levantó la vista y le puso un pase exquisito a Camacho por sobre todos los habitantes del área.

Néstor le pegó de primera, marcando el pase primero y quedando sólo sin marca alguna, aplicando una potencia tremenda y dejando sin efecto la estirada de Silva que nada pudo hacer. Pasada la media hora de la complementaria, Olimpia pasaba al frente y se perfilaba a un gran triunfo.

El cambio en la intensidad de la marca fue clave, pues no se le permitió tener el balón a Cerro, cortando todo tipo de ataques o circuitos, para así llegar al final del partido donde la celebración del plantel franjeado se unió en un solo grito con toda la hinchada.

Olimpia se quedó con el clásico tras 5 minutos de adición y sumó tres puntos vitales en su objetivo por seguir peleando por el título del torneo clausura. Suma 30 puntos e igualó a Cerro en la tabla, la ilusión sigue intacta.

Las cinco fechas restantes serán decisivas, el próximo sábado el Decano se las verá ante Gral. Díaz, el día sábado desde las 20:10hs. en el Defensores del Chaco.

Fuente: Olimpia Media.

Comentarios

comentarios