DURA CAÍDA

El Franjeado jugó uno de sus peores partidos en el presente torneo en el Rogelio Livieres y fue goleado abruptamente, la derrota lo dejó tercero en la clasificación. Pellerano vio la tarjeta roja y no jugará el clásico ante Cerro.

En uno de esos partidos que quisiéramos olvidar lo más rápido posible, al Decano no le salió absolutamente nada, fue superado totalmente por el rival que utilizó como principal arma el juego aéreo, y la seguridad defensiva.

No fueron de la partida ni Carlos Rolón (por contractura) ni Walter Bogado (por cuadro febril), por lo que César Benítez y Alexis Fernández tuvieron que intentar apagar el incendio. Y aunque, promediando la primera etapa, aún no se registraron goles, el juego del Decano no era para nada claro y se evidenciaba lo que iba a ser una complicada tarde.

Ni siquiera Néstor Camacho tuvo una destacable labor, las pelotas no le llegaban lo suficientemente claras debido a la nula distribución de los volantes y a las casi desapercibidas intervenciones de Julián Benítez y Fernández quienes debían romper los extremos.

Las pelotas paradas siguen siendo un mal muy grande en el equipo decano desde hace meses, precisamente por esa vía cayeron por decantación los primeros goles. Cabral primeramente y luego el otro zaguero central, Nery Bareiro en la etapa complementaria.

Tibia reacción de la defensa y demasiadas dudas por parte de Diego Barreto en el arco del Decano. La idea de Bobadilla claramente no se comprendió ni se llevó a cabo.

El tercer gol llegó por parte de Rodrigo Bogarín también en el segundo periodo, ya con una defensa totalmente abierta y jugada. La expulsión de Hernán Pellerano por doble amonestación condicionó mucho más ese lapso del juego, aunque ingresó a cubrir el puesto el juvenil Mauro Sánchez.

Cabe destacar que al flojo rendimiento también le acompañó algo de mala fortuna, ya que cuando menos cuatro o cinco llegadas del franjeado pudieron terminar en gol, pero ni Brian Montenegro ni Camacho tuvieron la puntería adecuada para concretar las ocasiones.

Con la derrota, el Decano se ubica como tercero en la tabla de posiciones con 27 puntos, Guaraní escaló al segundo puesto con 28; dos menos que el puntero Cerro Porteño, próximo rival de Olimpia en una edición más del superclásico del fútbol paraguayo. A jugarse el domingo 5 de noviembre desde las 17:00hs. en el Defensores del Chaco.

El plantel decano deberá trabajar en la semana rearmando la moral y la estructura de juego para llegar de la mejor manera posible al clásico, donde los puntos en disputa serán de vida o muerte para las posibles aspiraciones, las tareas del equipo se reanudan desde mañana a las 8:00hs. en la Villa Olimpia.

Fuente: Olimpia Media

Comentarios

comentarios