Cada vez falta menos para la vuelta

El 10 franjeado se encuentra en la última etapa de su recuperación física antes de poder volver a las canchas, en noviembre del año pasado sufrió una rotura de ligamento cruzado que lo tuvo fuera del fútbol en todo este tiempo. En comunicación telefónica con Sólo Olimpia, el ídolo de Olimpia William Mendieta expresó cómo se siente.

En una distendida y amena charla, el Mago dejó en claro lo contento que está por su recuperación y por el alta médica que recibió de los médicos. Y agradeció el apoyo de la hinchada olimpista, comentando la emoción que le generan los mensajes de los hinchas.

“Estoy muy feliz por este momento, por el alta médica, sólo tengo palabras de agradecimiento para toda la gente que me apoyó en esta etapa, de ahora en más quiero fortalecerme más así en poco tiempo volver a entrenar con el grupo, falta muy poco” comenzó diciendo.

Sobre la dificultad y las distintas situaciones que vivió en todo este tiempo Mendieta expresó; “claro, me di cuenta que es muy complicado, y que ningún atleta querrá pasar por esto nunca, había momentos donde ya quería entrenar, quería estar concentrado con el resto del plantel, compartir ese día previo a cada partido. En fin, extrañaba ya todo eso, pero los futbolistas estamos expuestos siempre a este tipo de lesiones y lamentablemente en esta ocasión me tocó a mí, incluso dentro del plantel hay compañeros que pasaron por la misma lesión y supieron sobreponerse”, dijo.

Lógicamente ver al equipo por televisión, o desde afuera del campo es muy distinto, causaron sensaciones en el jugador y esto fue lo que comentó acerca de ello;

“Es complicado mirar desde afuera sin poder ayudar, sí, se sufre más pero ahí es donde se aprende también a apoyar siempre a los demás que están dando su mejor esfuerzo. Día a día hay que ponerse un objetivo porque es una recuperación larga entonces hay que ser bastante profesional para cumplir de la mejor forma esta etapa. A veces no pasaba el tiempo, uno de repente se deja llevar porque amanece súper bien la rodilla y quiere hacer más, mucho más, forzar más las cosas”.

Generalmente algunos futbolistas buscan adelantar sus procesos médicos y físicos de recuperación, guiados por las ganas desmedidas de volver a jugar, pero nuestro Mago, a pesar de las ganas, se mantuvo firme y culminó como corresponde los tratamientos.

“Demostrarse a uno mismo que se puede es la clave, pero es un proceso, pienso que, al final de cuentas no se puede apurar tampoco porque como te digo, es larga este atapa, no hay forma. Ni yendo a otro médico ni a otro centro de rehabilitación, esto estaba previsto para 6 a 8 meses, además hablando cada día con los profesionales y fisioterapeutas que estaban cerca de mí, entendí muy bien que no se podía acelerar. Paso a  paso” puntualizó Mendieta.

Los compañeros se contactaron con él al enterarse de la lesión, “hablaron mucho conmigo, principalmente Richard (Ortiz), él fue uno de los primeros en llamarme y contarme todas sus experiencias acerca de cuándo se lesionó. El mismo Saúl me habló, y siempre escuchaba a todos. En el momento quizá no entendía, pero después a la larga sirve muchísimo. Richard y Roque ya pasaron varias veces por esto, sin embargo, ellos son ejemplos de profesionales, siguen jugando y entrenando en gran nivel a pesar de todo y son un ejemplo para mí”.

Acerca de cómo se imagina jugando para el Profesor Almeida en su esquema táctico y que expectativas tiene expresó que “muchas cosas se me pasan por la cabeza, ya quiero estar ahí. Veo los partidos desde mi casa y me emociona la cantidad de gente que fue a estos últimos partidos. Pero todo en su momento, ahora mismo mi objetivo es estar al 100% y volver, ahí tendré que luchar por ganarme un puesto porque todos están haciendo muy buen trabajo en el equipo, la competencia será muy linda y sana, dejaré todo de mi parte”, dijo.

Pasaron 190 días desde que todos nos enteramos de la lesión, no pasó ni un solo día en que la gente no se acuerde del 10, “cuando más cosas me pasaban por la cabeza al menos 2 mensajes por día me llegaban y eso me llenó siempre de fuerzas, es una responsabilidad y una misión para mí, por eso volver en un 100%, estar mejor que cuando me lesioné, recuperar y mejorar el nivel inclusive”, expresó.

“Aunque con el Profe Chiqui jugamos un tiempo así, línea de 3, dos carrileros, doble 6 y un enganche, he jugado con ese esquema y con otros también. Pero lo importante es adaptarse, jugar cualquiera sea el sistema de juego, estar en el mejor nivel posible”, comentó Mendieta.

Expresó que parte de la levantada del equipo son las ganas de Roque. Con la clase que tiene, la jerarquía y la humildad que demuestra “uno se motiva más, él te hace todo más fácil, no sólo en Olimpia sino para el fútbol paraguayo es un lujo, el año pasado jugué con él parte del clausura y me enorgullece, le puedo contar a mis hijos que jugué al lado de Roque” culminó diciendo el Mago.

 

Fuente: Olimpia Media

Comentarios

comentarios